Veámonos en sueños

Para aprovechar la energía y la motivación que hemos cultivado con los experimentos oníricos anteriores, D., uno de mis compañeros de tertulia, y yo, nos propusimos organizar uno nuevo. Una experiencia que mezcla un viaje a la época medieval con un poco de adivinación.

La idea no es nuestra, la tomamos del portal slucidos.com. Allí, en la sección del foro, se describen vivencias alucinantes acerca de cómo los onironautas, lúcidos o no, comparten escenarios, acciones, encuentran los mismos objetos… Como somos muy curiosos queremos ver qué podemos lograr nosotros.

Las personas que estén interesadas en participar en este experimento deben seguir estas instrucciones:

  1. Pensar en una misión u objetivo a completar en el mundo onírico. Esta misión será secreta hasta el final del experimento. Ejemplos de objetivos a cumplir son: preguntarles a los soñadores ¿cuál es su comida favorita?, ¿dónde o cuándo han sido más felices?, mostrarles objetos elegidos con antelación, etc. Repito, esta misión será secreta, por lo tanto no debe ser revelada a ninguno de los otros soñadores mientras dure el experimento. Cada quien la escribirá y la enviará a un correo electrónico con la frase: Misión individual, en el espacio designado para el asunto. Es MUY importante que se haga así, pues estos correos sólo se abrirán AL FINAL del experimento. Si alguien quiere o necesita incluir imágenes para explicar mejor su misión, puede hacerlo.
  2. Elegir una foto y un papel a desempeñar. Esta información es importante para crear un vínculo emocional entre los soñadores y para reconocernos. El papel que cada quien desarrollará también nos dará pautas para saber si en un sueño estamos viendo a un compañero de grupo o a una figura producida por nuestra imaginación. Ejemplos de personajes son duendes, hadas, multimillonarios, jugadores de fútbol o rugby, etc. Entre más definido sea el personaje mejor, pues así será más fácil llevar esa identidad al mundo onírico, lo que ayudará a que los demás nos reconozcan. Las descripciones de los personajes se harán en la sección de comentarios de la página privada, que sólo podrá ser visitada por aquellos que envíen su foto. Recuerden que la foto debe ser enviada en un mensaje DISTINTO del usado para describir su misión personal. Sólo si se hace de este modo se podrá averiguar si hubo un “factor adivinatorio”, es decir si fuimos capaces o no de recopilar información a la que no teníamos acceso en la vida despierta.

El correo electrónico al que deben enviar los mensajes, de la misión personal y el de la foto es elsuenosignificado[at]gmail[punto]com. La fecha límite para hacerlo es el lunes, 7 de marzo de 2016. El martes, 8 de marzo comenzará la segunda etapa del experimento. Las instrucciones de esta sólo serán enviadas a quienes completen la primera.

Nos vemos en sueños.

Sueños lúcidos: Un experimento, un cambio

Resumir lo que has aprendido es muy, muy difícil. Esta tarea te desafía, exige lo mejor de tu capacidad de síntesis para narrar, contar, relatar enseñanzas que has hecho propias a través de la experiencia, y no, no es nada fácil. Cuando hablas de la experiencia te pones en una situación odiosa, la de pontificar un poco, la de plantear una hipótesis, que no una teoría, a partir de tu experiencia subjetiva, sin embargo voy a intentarlo.

Algunos de ustedes ya saben que durante los meses pasados estuve coordinando un experimento que, en parte, armé sobre la marcha para intentar provocar sueños lúcidos. Un poco más de doce personas comenzamos entusiasmados pero en la medida que pasaban las semanas poco a poco varios fueron abandonando. Al final estuvimos 6, 7 personas completando los ejercicios que propuse y dos reportamos sueños lúcidos. Una por primera vez en su vida y otra (yo) de forma voluntaria.

Como suele ocurrir con estos temas, medio traídos del otro mundo y de dimensiones paralelas, la influencia fue mayor de la esperada. Hubo quien comenzó a dormir mejor, hubo curiosos que una vez comenzado el experimento querían saber más, sobre todo amigos míos o amigos de amigos, y en general, se despertó una curiosidad alrededor de este tema que todavía me intriga.

En el futuro pienso seguir con estos experimentos porque siento que la bastedad misma del mundo de los sueños me hace aprender mucho, incluso acerca de aristas, detalles que sólo cuando doy pasos, cuando me adentro más en el camino puedo ver y eso me gusta, ¡cómo me gusta eso!

Lo sé, no todas las personas que leen este blog vienen con ese objetivo. En su mayoría los visitantes quieren robarle el alma a sus sueños, rápido, pronto, de un modo efectivo e indoloro. Allá ellos. Ahora sé, estoy convencida de que el mundo onírico es más, muchísimo más y entiendo también que cada quien decide si quiere o no aprender más de él. Cada individuo elige a diario y anda, decide, decide si va a escucharlos en serio o si va a verlos como un pasatiempo más, como una rareza que está allá lejos cuando en realidad están en el centro de sí mismos.

Yo lo que quiero es hundirme más en las aguas profundas del subconsciente y de las dimensiones paralelas, en el desdoblamiento del tiempo.

En este momento ideas acerca de sueños premonitorios pasean por mi mente. En el futuro, espero cercano, publicaré otro podcast en el que este será el tema principal y sé que sólo los de mi tribu me acompañarán, lo cual me parece per-fec-to. Para los demás quedará este espacio y otros parecidos.

No pienso cerrar este blog pues a través de él he contactado a personas muy queridas, muy especiales, muy bien raritas, además sé que algunos de los artículos que he escrito les son útiles a varias mentes, sin embargo siento la necesidad de escribir así, como ahora, de un modo más personal, más íntimo pero sin descuidar mi privacidad.

En otro blog ya he comenzado a relatar algunas de mis experiencias en torno a las alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas, las parálisis del sueño y, por supuesto, los sueños lúcidos. Es un blog modesto, parco si se quiere, nada sofisticado, más bien algo austero y a la vieja usanza, un espacio en el que el texto y el contenido son los protagonistas, un poco llevándole la contraria a las páginas atestadas de datos que pueblan la red.

Espero y deseo, como siempre, que esas crónicas de mis vivencias les sean útiles a otros. Quienes así lo quieran pasen y disfruten, pero sobre todo, experimenten.

Rompiendo tiempo y espacio

A partir de mi interés en el fenómeno onírico y, más recientemente, en los sueños lúcidos, recibí una invitación para participar en una meditación grupal que se llevaría a cabo en tres países distintos: México, Argentina y Colombia.

Si bien no siento una conexión fuerte con las prácticas chamánicas mesoamericanas el hecho de saber que están muy conectadas con el ensueño o sueño lúcido, me ha empujado a encarar mis prejuicios para intentar aprender de ellas. Así las cosas me dispuse a preparar todo para, en solitario, completar el ejercicio propuesto.

Después de leer las instrucciones que recibí de Gerardo Alcántara, de quien supe a través de mi amigo Gustavo Fernández, busqué el canto Hena me para familiarizarme con él. Lo primero que sentí al oír los primeros acordes es que no sería capaz de cantarla por el ridículo que me invade cuando hago cosas así, sin embargo decidí seguir adelante.

La noche señalada, poco antes de la hora acordada, apunté la letra del canto para poder seguir la letra, improvisé una mesa de bruja, apagué la luz, encendí la vela y seguí las demás instrucciones. Lo primero que me llamó la atención fue sentir esa “perturbación” típica del 24 de diciembre o del fin de año cuando en los noticieros muestran cómo se celebran esas fechas en otros lugares del mundo. A cierto nivel sentí la conexión con las personas que en ese momento se reunían en México y en Argentina. No estaba sola. En realidad nunca lo estoy. Lo siguiente que llamó mi atención fue sentir que el tiempo pasaba muy rápido. No soy la meditadora más experimentada, ni siquiera la más disciplinada, aunque mucho me gustaría, pero el tiempo que pasaba centrando mi atención en las acciones que debía completar fluía rápidamente.

Cuando debí concentrarme en la luz de la vela sentí estas palabras “recuperar lo perdido, recuperar/recordar lo olvidado”, luego vino la parte temida de cantar y dar 13 vueltas al círculo. Para mi sorpresa no sentí esa vergüenza que esperaba y para completar ni siquiera necesité leer completo el papel donde había apuntado la letra. Era como si la supiera de memoria y hubo más, sentí calor, la llama de la vela vibró, me divertí haciendo el ejercicio y creo que perdí la cuenta de las vueltas que debía dar, pero hice mi mejor esfuerzo. Como no tenía tambor para marcar el ritmo jugué con un envase de jabón vacío y ¡funcionó!. Luego tarareé la música del canto y cerré el círculo que había abierto con una invocación que creé hace meses para recordar sueños.

A la mañana siguiente presté atención a mis sueños. Recibí respuestas a ciertas dudas y comprobé que una par de molestias de salud que tenía habían desaparecido.

En este momento sigo trabajando con un grupo pequeño de soñadores a quienes contacté a través de la lista de correo de este blog para hacer prácticas como esta. Algunos de ellos han mostrado interés en seguir aprendiendo de este mundo por lo que en el futuro planeo avanzar primero yo para luego poder darles indicaciones y, de alguna manera, poderlos guiar.

Gracias Gerardo por la invitación.

Recreación de la mesa que utilicé para meditar.

Recreación de la mesa que utilicé para meditar.

Sueños lúcidos: Podcast

Sí, lo sé, todavía tengo pendiente aquella entrada que prometí acerca de cómo leer las cartas Lenormand y la publicaré, al fin y al cabo el estudio de los oráculos es una senda interminable, prácticamente infinita, por eso ya vendré con un artículo contando un poco de lo que he aprendido con la publicación de mi baraja y con la lectura del libro The Essential Lenormand de Rana George pero hoy vengo con otro pendiente.

Hace unas semanas a partir de una experiencia espontánea grabé un podcast acerca de los sueños lúcidos. Si eres un lector frecuente de este blog quizás te preguntes por qué no he hablado antes del tema y allí, en ese podcast lo respondo. Sólo diré aquí que tenía prejuicios que me impedían acercarme a esa práctica como corresponde. Para saber más puedes hacer clic en la flecha de la izquierda.

http://www.ivoox.com/ess-suenos-lucidos_md_4698470_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Magia entre las manos

Siempre me ha gustado crear cosas con las manos, o al menos así lo recuerdo, por eso la excepción no iba a darse con mi baraja Lenormand.

A partir de la primera prueba de impresión hice esta versión usando cajas de cartón desechadas, pegantes comunes y acuarelas.

caja artesanal de baraja licuc lenormand

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente el reverso de las cartas está hecho con un sello, que también fabriqué usando fomi / goma eva.

Parte de atrás de la versión artesanal de baraja licuc lenormand

Después de pasar horas entretenida con este proyecto, más aquellas que le he dedicado al diseño de las cartas en sí, corroboro, una vez más, que el arte es mágico, no sólo por el estado mental que alcanzas cuando te concentras en labores manuales sino porque el resultado, lleno de detalles y fantasía, puede capturar la atención de seres sensibles, que experimentan una ráfaga de bondad, sensación que les recuerda que el mundo no siempre es un lugar sombrío y complicado.

Si quieres mostrarme qué has hecho con la baraja Licuc Lenormand que te regalé envíame fotos a correo[arroba]elsuenosignificado[punto]com junto a una breve explicación, así podré hacer una galería.

7 razones por las que la gente no entiende sus sueños

  1. Confunden lo que quieren que signifique con lo que en realidad significa. A diario leo sueños que van más o menos así “terminé hace x tiempo con mi novio y anoche soñé que me abrazaba, que me besaba, en fin, volvíamos a estar juntos, por favor dime qué significa”. La respuesta sencilla a esta solicitud es “tu sueño sólo hace parte del proceso natural de duelo, durante el cual te acoplas a la situación nueva”, sin embargo casi nunca la doy porque sé que si le respondo eso a la persona promedio lo más probable es que ignore mi respuesta y que siga buscando una interpretación más “de su talla”, lo que me lleva a la razón siguiente.
  2. Cuando una interpretación no les gusta buscan otra que se ajuste más a sus expectativas. No conozco todas las páginas de interpretación de sueños que hay en la red porque es imposible, al menos para un ser humano, pero sé que hay suficientes para que una persona con mucho tiempo libre pase horas buscando una que le responda lo que quiere “tu ex te ama, tu hombre / mujer volverá a estar a tu lado y eso es lo que significa tu sueño”. Mentira. Permíteme reventar la burbuja con mi preciosa aguja. En el 99.9% de los casos los sueños en los que vuelves con tu ex pareja son como aquellos en los que te encuentras con un familiar o un amigo fallecido, ni la relación se recuperará ni el muerto resucitará. Si alguien quiere seguir creyendo lo contrario, porque pensar de un modo mágico le parece menos duro que aceptar la realidad que luego no culpe al charlatán de turno por venderle el conjuro para “amarrar, devolver, doblegar y traer de rodillas en menos de dos semanas al ser amado”. De acuerdo, el fulano no tiene ética pero convengamos también que no podemos andar salvando a todos los que se comportan de un modo ingenuo, por decir lo menos. Quizás sólo después de perder mucha plata y tiempo, y después de ganar más problemas que soluciones aprenda la lección, eso si tiene suerte y sentido común.
  3. Critican sus sueños todo el tiempo sin saberlo. Si conocieras a alguien que cada vez que te ve te dice cosas como “¿dónde compraste esa ropa?, la verdad que es muy rara”, “tu peinado es algo extraño, ¿quieres llamar la atención?” o “¿te pasa algo en la pierna?, ¿por qué no caminas como los demás?”, ¿te quedarían ganas de seguirle hablando? A menos que seas una persona con un gusto cultivado por las observaciones pasivo-agresivas y las opiniones ajenas no solicitadas, lo más probable es que al conocer a alguien así te alejes. Y con los sueños ocurre algo parecido. Todos, ABSOLUTAMENTE TODOS los seres humanos tenemos sueños extraños, esa es la naturaleza de la mayoría de la vida onírica. Además no estamos todos inscritos en un concurso cósmico en el que se premia a quien tiene el sueño más raro y enrevesado. Decir “si alguien tiene sueños raros esa/e soy yo” equivale a que un periódico publique como primicia el siguiente titular “Científicos de la Universidad de Cornell acaban de descubrir que el agua moja”. Tú tienes sueños raros, yo tengo sueños raros, el vecino tiene sueños raros y hasta tu perro, cuando te habla en sueños, te dice que tiene sueños raros. ¿Me hago entender? A los sueños se los debe aceptar como vienen, prestándoles atención y dejando los juicios de lado, de lo contrario sólo los percibirás cuando se conviertan en pesadillas molestas que no sabrás cómo manejar.
  4. No llevan un nocturnario. Nocturnario es una palabreja que me encanta, es romántica, poética y está llena de significados. Nocturnario es simplemente un cuaderno o una libreta en la que se apuntan los eventos que ocurren de noche, por eso es perfecto para registrar los sueños. Un nocturnario además es una herramienta ideal para comenzar a entender cuándo sueñas con comida, cuándo con desconocidos y cuándo con monstruos o libélulas. Así no entiendas nada de interpretación de sueños el hecho solo de escribir, ojalá a mano, tus sueños te ayudará a relajarte, a conocerte mejor y a sentirte más contenta/o con la persona que ya eres. Si luego usas o no los sueños que escribas en tu nocturnario para aprender a analizar tu actividad onírica es otra historia, pero seguramente si los registras con detalles una noche de estas terminarás descubriendo, casi por arte de magia, porque sueñas con la casa de tus papás cuando sientes angustia o temor. Después de leer este artículo que escribí acerca de cómo llevar un nocturnario comprenderás mejor este punto.
  5. No llevan un diario. El diario es el complemento del nocturnario, pero no por eso tiene que ser un cuaderno o una libreta separada. Lo más importante al llevar registrar las experiencias que te impactan, que te emocionan, o que simplemente intentas comprender mejor, es establecer claramente la diferencia entre la realidad diurna y la nocturna, la frontera entre esta fantasía y la otra. Al menos al comienzo. Saber que una discusión acalorada es el preámbulo de un sueño con aguas turbias o con dientes que se caen sólo es posible si prestas atención a las secuencias. Algunas personas por ejemplo saben que deben prepararse para contratiempos cuando sueñan con serpientes mientras que otras lo hacen después de soñar con ratones. Los símbolos tienen un origen universal pero una interpretación íntima e individual, por eso quienes interpretamos sueños sólo podemos darles un empujoncito a las personas para que completen un trabajo enorme, importante, enriquecedor, que si se lo proponen pueden hacer, porque a diferencia de lo que se cree todos tenemos “el don”, como te explico en el punto siguiente.
  6. Creen que la interpretación de sueños es “un don” que sólo poseen unos cuantos “elegidos”. Si te dijera que quienes se encargan de darles instrucciones a los computadores para que hagan lo que deseamos son clarividentes que nacieron con un don y que nunca tomaron clases para lograr tal hazaña ¿me creerías? Quizás exista alguien así, alguien capaz de transmitirles sus órdenes telepáticamente a las máquinas, que sin dudarlo las cumplen. También sé que hay personas que convencidas y con buena fe ponen su percepción extra sensorial al servicio de otros pero la mayoría de los mortales, aunque tenemos intuición y sabemos grabar un número nuevo en un teléfono móvil, no somos capaces de diseñar una página web ni de descifrar un sueño de buenas a primeras. Así como los deportistas de alto rendimiento deben entrenar muchísimo para tener la oportunidad de ganar una medalla en las olimpiadas, la dedicación a la tarea de aprender a analizar sueños rinde frutos. La medalla viene a ser la capacidad de entender un sueño casi instantáneamente después de tenerlo, logro que demanda constancia, dedicación, reflexión y paciencia, pero no canalización de ángeles, arcángeles y extraterrestres. Si tú no has alcanzado ese nivel quizás sea porque te has dedicado a otras actividades o porque simplemente no te interesa tanto este tema, pero no porque los dioses hayan dejado caer sobre ti una maldición.
  7. Intentan encontrar el significado de sueños vacíos y que no necesitan interpretación. Ya lo he dicho antes, aquellos sueños que tienes después de comer hasta (casi) reventar o luego de beber hasta olvidar tu nombre suelen ser caóticos, rocambolescos y carentes de significado, por eso no deben inquietarte, sin embargo no falta quien se altera hasta el cansancio porque borracha/o soñó que besaba a una gallina verde y para colmo lo disfrutó. Cada quien que haga lo que mejor le parezca con su tiempo, pero si insiste en intentar interpretar viajes nocturnos como este, desconociendo que lo que debe resolver antes es por qué bebe o come de ese modo, al menos un poco se merece las respuestas confusas que obtiene por poner su atención en un lugar inadecuado.

Mi próximo artículo también será acerca de cómo leer la baraja Lenormand, escribo también porque de un tiempo para acá estoy aprendiendo a comunicarme con este oráculo.

Si es la primera vez que visitas mi blog y quieres saber cuándo y dónde podrás descargar gratis la baraja en español que estoy preparando deja tus datos en el formato que está en la barra lateral.

Avance baraja Licuc Lenormand

Actualización

ojo que todo lo ve en título de baraja licuc lenormand

Licuc Lenormand

Desde mayo de 2015 mi baraja Licuc Lenormand en español está a la venta a través de The Game Crafter. Si estás buscando una opción para aprender a usar este oráculo con títulos en tu idioma esta es ideal. Los símbolos que aparecen en las cartas son claros y directos, por lo que podrás leerlos con facilidad, sin distracciones creadas por fondos demasiado complejos o coloridos. Además hay una opción pequeña que sólo cuesta $14.99 dólares, aunque esta no tiene títulos.

***

Las siguientes son 24 de las 42 cartas que conformarán mi baraja Licuc Lenormand. Algunas de las variaciones que he hecho, frente a versiones más tradicionales y en inglés, son la inclusión de dos alternativas para la carta 11. Guadaña (Scythe en inglés) pero que estéticamente no es tan bonita como la hoz (Sickle en inglés).

 

tarot lenormand gratis estilo vintage cartas madame lenormand en español estilo vintage

 

Además incluiré dos cartas 13, una para el niño y otra para la niña, pues si bien la palabra child puede ser traducida como infante, para darle neutralidad, no me pareció atractiva desde el punto de vista idiomático, de ahí mi decisión.

Las cartas extra serán una sorpresa, algo así como comodines que agrego a la estructura original para satisfacer los gustos y los caprichos de quienes sentimos inclinación por otros animales y elementos.

Esto es todo, seguiré con el proceso largo, pero entretenido, de diseñar mis cartas.

 

Baraja Lenormand: Ratones, casa y ataúd

Hace unas semanas decidí practicar la lectura de cartas Lenormand mientras estaba de viaje. Antes de salir del hotel saqué tres cartas: 23. Ratones, 4. Casa y 8. Ataúd. Como era lógico me preocupé porque tanto los ratones como el ataúd pueden considerarse cartas negativas. Después de leerlas me quedé pensando en qué sería lo que se perdería y cuándo ocurriría. El día transcurrió prácticamente sin contratiempos hasta que llegó la noche.

Las personas que me acompañaban descubrieron que faltaba una cámara fotográfica y temían que se hubiera perdido para siempre, sin embargo una pequeña meditación que había hecho durante el mismo día me decía que todo se solucionaría de un modo positivo.

En uno de los recorridos que tuve que hacer el día de esta lectura comprendí, casi como si la carta me transmitiera telepáticamente su significado, que el momento desagradable llegaría a su fin. Y así fue.

Después de visitar el sitio donde se esperaba la cámara hubiese “caído” se encontró intacta, por lo que puedo decir que mi interpretación fue correcta, en la que le di a la casa el significado de hotel, pues es este sitio el que hace las veces de hogar cuando se viaja.

Otras lecturas de estas mismas cartas son:

  • Un daño doméstico que se arregla.
  • Una plaga que azota la casa y que se termina.
  • Preocupaciones familiares que llegan a su fin.

***

Actualización

ojo que todo lo ve en título de baraja licuc lenormand

Licuc Lenormand

Desde mayo de 2015 mi baraja Licuc Lenormand en español está a la venta a través de The Game Crafter. Si estás buscando una opción para aprender a usar este oráculo con títulos en tu idioma esta es ideal. Los símbolos que aparecen en las cartas son claros y directos, por lo que podrás leerlos con facilidad, sin distracciones creadas por fondos demasiado complejos o coloridos. Además hay una opción pequeña que sólo cuesta $14.99 dólares, aunque esta no tiene títulos.

Capítulo 7: Runas y sueños

Las runas le dan forma a un oráculo, más antiguo que el tarot, desconocido por muchos, y que se usa, más que para indagar el futuro, para eliminar obstáculos, para sanar heridas emocionales y físicas, para ampliar la consciencia y para influir en el entorno. El origen del futhark o alfabeto rúnico toma elementos de la mitología nórdica y de la historia comprobada para mostrar que sólo quien estudia, con disciplina y con respeto, sus principios y las relaciones existentes entre ellos se gana el privilegio de recibir respuestas que disipen la niebla que dejan los sueños.

Manuscript-Odinn

Imagen de Odín en un manuscrito islandés del siglo XVIII.

 La leyenda

Contar la historia de cómo Odín, el dios más sabio y más poderoso del panteón nórdico, obtuvo el conocimiento sagrado del futhark comenzando con el momento en el que se cuelga de un árbol es fácil pero también equivale a contar una historia incompleta. Quizás lo mejor sea relatar esta leyenda explicando porque Odín aparece como un dios tuerto en imágenes creadas en siglos previos.

Mimir o “el que lo recuerda todo” era un consejero buscado por los dioses cuando necesitaban analizar los hechos presentes comparándolos con los del pasado. Él, usando su memoria impresionante, les daba una perspectiva distinta y así los ayudaba a tomar decisiones.

En una ocasión Odín visitó a Mimir para pedirle que lo dejara beber del manantial del que tomaba su poder. El consejero aceptó la petición pero pidió algo a cambio, el dios le ofreció uno de sus ojos, se lo arrancó y lo dejó caer en el manantial. Mimir, satisfecho con la ofrenda, llenó con agua el cuerno que usaba para beber y se lo dio a Odín, que desde entonces tuvo una memoria magnífica, cualidad que jugaría un papel muy importante en su intento de develar el misterio rúnico.

Yggdrasil y las nornas

Mimir no era el único ser al que acudían los dioses cuando buscaban guía. Las nornas, tres hermanas llamadas Urd, Verdandi y Skuld, también los asistían cuando tenían dudas, pues podían ver el pasado, el presente y el futuro, respectivamente, e influir en el destino.

Usando un lenguaje oculto tallaban mensajes en el tronco de Iggdrasil, el árbol sagrado, que luego se materializaban en los lugares a los que eran enviados. Odín estaba al tanto de este poder y lo deseaba, por lo que decidió ofrecerse en sacrificio para obtenerlo.

Les ordenó a los otros dioses que lo dejaran solo mientras completaba su rito iniciático, se hirió con una lanza y luego se colgó de una rama de Yggdrasil para observar largamente las aguas del manantial de Urdar, hogar de las nornas, sobre el que permanecería suspendido, ayunando durante nueve días y nueve noches.

Al terminar este periodo las esquivas figuras del futhark empezaron a dibujarse y a transmitirle, en una especie de trance, sus significados, sus sonidos, su saber.

Odín, aprovechando la memoria que había adquirido tras su encuentro con Mimir, grabó en su mente este conocimiento sagrado, que luego les pasaría a quienes acumularan méritos tan valiosos como los suyos.

Los hechos comprobables

El origen de las runas puede ser estudiado tomando elementos lingüísticos, arqueológicos e históricos, que además abren el paso para explorar los usos mágicos y adivinatorios que les daban los antiguos pueblos nórdicos. A continuación expongo la evolución del futhark, primero, y la estructura de los rituales mágicos, después, para lograr mayor calidad.

Lo que dicen las lenguas

Según los análisis filológicos, es decir los encargados de estudiar la evolución de los idiomas y de la literatura, la palabra rune, que sólo está presente en lenguas germanas y célticas, puede traducirse como ‘letra del alfabeto nórdico’. En cuanto a su nacimiento hay dos explicaciones posibles: 1) Sería el producto del sonido indo–europeo reu que significa ‘de susurro a rugido’ y estaría relacionado con cantos ceremoniales; 2) provendría de la expresión gwr–w–on, conectada con el dios griego Ouranus y con el dios índico Varuna, y su significado sería ‘dominar’.

A su vez la palabra futhark, usada para mencionar el alfabeto nórdico se construye uniendo los nombres de sus primeras seis letras (Fehu – Uruz – Thurisaz  – Ansuz – Raidho – Kenaz), acción posible desde el reinado de Valdemar el Conquistador (1201-1241) durante el que se creó un alfabeto rúnico oficial con equivalencias frente al alfabeto latino, pero este es sólo uno de los cambios que atravesó el futhark de 24 caracteres antes de transformarse en el modelo más aceptado y conocido.

Evolución del futhark

Las pruebas más antiguas relacionadas con el nacimiento de las runas fueron recopiladas al oeste de la península de Jutlandia (región compartida por Alemania y Dinamarca), en donde se encontró una inscripción grabada en un broche del siglo I d. C., sin embargo debido a que sólo tiene cuatro caracteres y a que se parecen a los usados por otras lenguas su origen sigue siendo incierto.

Las hipótesis más aceptadas señalan los siglos II y III d. C. como los más probables para el surgimiento del futhark, pero sea como fuere lo que sí está claro es que la versión más antigua tenía 24 caracteres. Se sabe también que las runas eran talladas en objetos portátiles como joyas y armas hechas de cuero, hueso, metal, madera y piedra; y en objetos fijos como bautas, es decir lápidas, situadas dentro de las tumbas, que a veces tenían incrustaciones de metal en sus inscripciones.

A finales del siglo VIII d. C. comienzan los asaltos vikingos en lo que hoy es Inglaterra y en otras zonas de Europa, misma época en la que aparece el futhark joven, un fenómeno cultural nacido en el sur de Noruega y en Suecia que, tras la influencia del inglés antiguo, resulta en un alfabeto de 16 caracteres.

El futhark joven pudo ser creado por conocedores del primigenio, que lo habrían aprendido a través de tradición oral, pues no se han encontrado textos creados específicamente para enseñar este lenguaje. Las palabras que se usan actualmente para identificar los signos antiguos son producto de análisis de sus formas y de comparaciones con otros idiomas, por lo que los nombres originales siguen siendo desconocidos.

El desarrollo más importante del futhark joven se dio en Dinamarca entre los siglos IX y XI d. C., que contribuyó al surgimiento de los idiomas sueco, islandés, noruego y danés. Con el tiempo el futhark dejó de ser la lengua principal en Escandinavia y pasó a tener usos limitados, por ejemplo en las inscripciones de los monumentos dedicados a los vikingos que morían en el extranjero, para enviar mensajes secretos (siglos XIII y XIV d. C.) escritos en piezas de madera, dejando atrás la tradición de talla con martillo y cincel.

En el siglo XIV d. C., cuando los escandinavos conocen el latín y sienten su fuerza se crea el Codex Runicus, un manuscrito en futhark que intentaba oponerse a la predominancia del idioma nuevo. Ya en el siglo XVIII d. C. se limita a servir de herramienta para hacer calendarios perpetuos y vive, como un fósil inmaterial, en el folclor sueco, pues en el mismo siglo se mezcla con el latín de modo irreversible.

Luego, en el siglo XIX d. C., durante los años previos a la primera guerra mundial, el alfabeto rúnico, así como otras expresiones ancestrales europeas, vería un renacer que se apagaría muy pronto tras la segunda guerra mundial. La utilización de símbolos rúnicos en los emblemas tanto de las Juventudes Hitlerianas como en los de las SS (fuerzas especiales) haría que el interés en este tema fuera visto con recelo.

 

emblema de las juventudes hitlerianas mostrando la runa tiwaz y tipografía rúnica

emblema de las ss

Las Juventudes Hitlerianas usaban la runa tiwaz en su emblema, mientras que las SS usaban dos sowilo.

La magia de las runas

El origen misterioso de las runas va de la mano con la realización de antiguos rituales mágicos que pretendían obtener protección, alejar presencias incómodas y maldecir a quienes irrespetaban a los muertos.

Los símbolos rúnicos eran usados para hacer inscripciones en lanzas de madera que, consagradas a Odín y sosteniendo la cabeza de un caballo sacrificado, hacían parte de una ceremonia para vencer o eliminar a los enemigos. En otras ocasiones las letras del futhark se grababan en las lápidas, situadas dentro de las sepulturas, para mantener la paz. Había encantamientos para evitar que los muertos salieran “a pasear” y para que volvieran a sus lechos, si se resistían a la quietud. Otras inscripciones amenazaban a los ladrones de tumbas con desgracias que se cumplirían incluso si quien las encontraba no sabía leer, ignorando a qué se enfrentaba. Había también hechizos para que magos inescrupulosos lo pensaran dos veces antes de intentar revivir un muerto para transformarlo en su esclavo.

Es muy probable que para cada uno de estos conjuros se usara un color distinto pues a pesar de que la imagen de caracteres rúnicos grises es muy popular, se sabe ya que eran coloreados con pigmentos azules, blancos, negros, marrones y rojos, cuando no lo hacían con sangre, debido a que los pueblos nórdicos creían que este color era el más poderoso de todos. Pero este era sólo uno de los elementos presentes en la estructura básica de cuatro pasos que le daba forma a sus ceremonias:

  1. El eruliano, como a veces se llamaba al hacedor de runas, adoptaba un aspecto divino, invocando la fuerza de Odín, después de lo cual podía bendecir el lugar donde estaba y el trabajo que haría: tallar las runas.
  2. Los grabados eran teñidos con alguno de los colores antes mencionados, paso que hacía más visible la inscripción, comparada con el fondo y que servía para separar las palabras del mensaje mágico.
  3. Terminada la fase de la creación de las runas se pasaba al componente sonoro del encantamiento, que podía ser muy complejo, ya que un símbolo representaba dos o tres sonidos distintos.
  4. El rito estaba completo cuando se destruían las runas, sobre por la acción del fuego, o cuando el objeto consagrado, en el que estaban grabados los caracteres, era llevado al lugar donde se necesitaba o donde su poder sería usado.

Esta estructura era el punto de partida para variaciones infinitas que daban como resultado siete tipos de hechizos:

  1. Mensajes en lenguaje natural: Fórmulas sonoras en las que la inscripción toma la magia del ritmo y de la cadencia de los encantamientos recitados en su presencia. Surtirían efecto incluso sobre quien ignora la lengua rúnica.
  2. Propios del futhark: Basados en la secuencia del alfabeto, estaban compuestos por filas de caracteres o por el futhark completo para representar espíritus, arquetipos o la idea de orden.
  3. Palabras mágicas: Secuencias de caracteres aparentemente azarosas o repetitivas, carentes de sentido e impronunciables, usadas como símbolo del caos. Se cree que palabras como luwatuwa, suhura-susi y suf-fus son excepciones, con pronunciación plausible y significado desconocido que harían parte de un lenguaje arcano que Odín sólo compartía con los erulianos más dedicados.
  4. Ideogramas: Reciben el nombre de Galdrastafir. Son símbolos trazados con caracteres rúnicos superpuesto de forma cuidadosa para crear códigos secretos que abren las vías de comunicación con los reinos invisible, por ejemplo el de los elementales. Su objetivo principal era potenciar la magia.
  5. Palabras simbólicas: Expresiones como alu (éxtasis psíquico), lathu (invocación), auja (buena suerte) y ota (terror) eran grabadas en objetos para impregnarlos con estas características.
  6. Exclusivos del hacedor de runas: En ellos en eruliano, investido con el poder divino, pronunciaba el encantamiento en primera persona para darle más fuerza, usando el aspecto de la deidad más afín con el trabajo mágico que estaba llevando a cabo (“Yo Odín, señor del conocimiento decreto…”).
  7. Patrones numéricos: Fórmulas que intercambiaban los caracteres del futhark por líneas simples, verticales para señalar las letras del alfabeto, pero que si eran usadas de un modo incorrecto podían causar consecuencias opuestas a las deseadas. Los principios de este tipo de encantamientos son, junto a su relación con la interpretación de sueños, el tema central de la sección siguiente.
***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo

Números para entender el mundo

Complejas o simples, registradas con fidelidad o transmitidas voz a voz de una generación a otra, las visiones del universo, de la vida que les abren paso a creencias y métodos de adivinación tienen en común la importancia dada a los significados de los números.

El carácter etéreo, pero conectado con la realidad, de estos símbolos les entregan la flexibilidad y la rotundidad necesarias para convertirse en expresiones de rasgos específicos que parecen ser compartidas de culturas de geografías diversas y tiempos distintos.

El siete, número sagrado casi indiscutible, fue relacionado con Apolo, el dios de la pasión y de la razón, cifra que guarda dentro de sí los secretos del número tres, también divino y celeste; y del número cuatro, considerado femenino y terreno, cualidades que a pesar de intuirse universales cambian en pueblos poco conocidos.

El antropólogo y explorador alemán Leo Frobenius descubrió, en la costa occidental de África, una relación de género inversa a la predominante en la mayoría de las culturas: allí el tres es femenino y el cuatro masculino, hecho excepcional que sirve para recordar que nada debe darse por sentado, que lo único eterno es el cambio, por lo que no está mal prepararse con constancia para modificar sin apegos la opinión propia.

Las líneas que siguen las dedico a presentar dos de las corrientes numerológicas más practicadas en la actualidad y a sugerir algunos ejercicios para interpretar sueños con o sin oráculos.

Numerología Pitagórica

Pitágoras, filósofo y matemático griego que vivió en el siglo VI a. C., fue célebre por hablar de lo que hoy se llamaría vegetarianismo, por gobernar Italia y por proponer una de las primeras doctrinas acerca de la reencarnación conocida como la transmigración de las almas.

Aunque sus escritos no alcanzaron la popularidad de los diálogos platónicos se sabe que existieron y que en ellos hablaba de su modo de ver el mundo, que expresaba la importancia que tienen los números en los ritmos vitales. A esta conclusión habría llegado después de viajar a Egipto, a la India y de ser instruido por los caldeos en Fenicia.

Pitágoras además enseñaba a sus discípulos que los números pares eran solubles, efímeros, femeninos y terrestres, a su vez los impares eran insolubles, masculinos y celestes. En cuanto al cero creía que simbolizaba lo infinito, lo eterno y que completaba la década pitagórica que representa al universo y su evolución desde el silencio y las profundidades del alma.

De las reflexiones del filósofo se desprenden dos esquemas para analizar palabras y símbolos en general:

  1. Rueda pitagórica: Se basa en equivalencias entre números y letras propias del alfabeto griego, con el que se puede escribir una cifra usando sólo una letra y que, con la evolución de los idiomas y de los ritos secretos a los que habría tenido acceso Pitágoras, da paso a la versión actual que toma como alfabeto de referencia el latino. Se dice que la primera en darla a conocer de forma escrita, después de siglos de ser transmitida oralmente, fue Mademoiselle Lenormand (Capítulo 8), aunque en el siglo XVI el escritor británico Rober Fludd publicó en su libro Numero et numeratione uno de los primeros esquemas que recibían este nombre y que se usaba para responder preguntas.

ilustración de tabla pitagórica usada para responder preguntas con un sí o con un no

números en caracteres griegos

rueda pitagórica basada en el alfabeto latino

  1. Tabla pitagórica: Asigna un orden lógico y secuencial a las letras, por lo que es fácil de recordar, construir y usar, además su continuidad produce un hecho curioso que tiende a descubrirse después de que se la ha observado un rato.

tabla pitagórica para el alfabeto griego

tabla pitagórica para el alfabeto latino versión compuesta

Los números que se asocian de forma creciente con las 26 letras del alfabeto producen los mismos resultados que aparecen en la versión que sólo muestra dígitos, pues como aprendiste en el capítulo uno todos los números compuestos por dos cifras o más deben reducirse a una sola. Si aplicas la reducción numérica a la tabla anterior obtienes la siguiente:

tabla pitagórica para el alfabeto latino versión simple

Numerología Caldea

Los sumerios, vivieron entre los años 3.500 y 2.000 a. C., en el sur de Mesopotamia, es decir el sur de lo que hoy es Iraq. Entre los hechos más destacables de su cultura están la invención de la escritura y el desarrollo de sistemas avanzados de matemática, astronomía y astrología.

En cuanto a su religión se dice que estaba influenciada por las revelaciones divinas plasmadas en los Oráculos Caldeos, un grupo de escritos que explicaba cómo practicar rituales, cómo estaba ordenado el mundo y cómo se podía elevar el alma. Se cree que estas revelaciones fueron transmitidas a los caldeos a través de médiums que eran interrogados por sacerdotes, que también se encargaban de transcribir los mensajes divinos.

Debido a que sólo quedan fragmentos de los Oráculos Caldeos originales, que ya en el siglo II d. C. se decía podrían ser una recopilación de textos sagrados más antiguos, es imposible saber con certeza cuál era la relación que establecía el pueblo sumerio entre los números y los hechos cotidianos. Hoy únicamente tenemos algunos rudimentos, entre ellos la tabla numerológica adaptada al alfabeto latino y las características que asignaban a cada número, para emprender análisis oníricos.

A pesar de los vacíos que surgen cuando se intenta comprender la historia de la numerología caldea, en India se usa la numerología védica que toma las bases de la caldea para estudiar eventos de todo tipo, realidad que se hace todavía más interesante cuando se recuerda que el origen de la civilización sumeria no se ha aclarado y que una de las hipótesis que intentan explicarlo lo sitúa en un punto indeterminado del oeste de la India.

tabla numerológica caldea para el alfabeto latino

A diferencia de la numerología pitagórica la corriente caldea sólo usa 8 dígitos para hacer cálculos pues en ella el número 9 tiene un carácter sagrado y rasgos especiales que lo hacen ocupar un lugar aparte. La tabla con la que trabaja en lugar de asignar un orden secuencial a las letras las relaciona con los números dependiendo de la vibración o energía existente en cada una.

Cabe destacar también que en esta escuela numerológica se da más importancia al sonido y al uso de las palabras que a su origen. Si quisieras, por ejemplo, recibir un análisis de tu nombre, un numerólogo con influencia caldea haría énfasis en el que usas con más frecuencia y en aquel con el que firmas, en lugar de estudiar el que está escrito en tu documento de identificación oficial.

Tablas numerológicas y números ocultos

La pregunta que surge en este punto es ¿cómo usar las tablas numerológicas para interpretar los símbolos oníricos? Si bien la respuesta es sencilla necesito explicar un elemento más antes de llegar a ella.

En su manual de interpretación de sueños Artemidoro de Efeso aconsejaba usar la rueda pitagórica, pues manifestaba que un intérprete onírico competente debía tener el criterio entrenado para saber cuándo utilizar una herramienta y cuándo la otra, opinión que corrobora la de otros estudiosos como David Fontana o Karina Malpica que afirman que el significado que se le da a un símbolo no debe ser constante debido a las circunstancias en las que se presenta cada vez, a las asociaciones que surgen de él, dependiendo del contexto, y de la experiencia de cada soñador. Así, la lluvia tendrá un significado para quien ha vivido todo el tiempo en el desierto y otro muy distinto para aquel que sólo conoce la selva.

Algo similar ocurre con los símbolos que resultan familiares.

La casa con la que una persona sueña cuando tiene doce años no será la misma que habite en sus sueños cuando se acerque a los cuarenta, ya que las historias que podrá contar en éstas dos etapas habrán cambiado en función de muchos aspectos. Es indispensable tener presente la evolución constante de los símbolos oníricos personales más frecuentes y las conexiones individuales que es posible establecer con una o con otra corriente numerológica para utilizar las tablas correspondientes que, empleadas con sensatez y sentido común, dan paso a análisis profundos y desafiantes.

Los escenarios oníricos que planteo a continuación son, por lo tanto, propuestas para comenzar la observación de símbolos con ayuda de los números, propuestas que en ningún caso presento como definitivas sino como hipótesis de trabajo para que explores a tu modo y a tu ritmo tu sendero particular.

***
Una versión corregida y ampliada de este artículo hace parte de mi libro La numerología de los sueños. Para saber más acerca de él haz clic sobre la imagen.

la numerología de los sueños cómo descubrir los significados y las fechas que se esconden en las imágenes que ves mientras duermes versión premium con videos dónde se esconden los números, sueños benditos y corazón índigo