33 Secretos para lograr una buena noche de sueño: Cambios en el estilo de vida que ayudan a dormir mejor

Grabado a blanco y negro de mujer durmiendo.

Carlo Naya

24. Reducir o evitar tanto como sea posible el consumo de medicamentos. Estas sustancias, tanto las prescritas como las de venta libre, pueden generar efectos adversos en el sueño.
25. Evitar beber café. Existe al menos un estudio que muestra cómo, en algunas personas, la cafeína no se metaboliza completamente, por lo que sus efectos siguen estando activos incluso mucho después de que ha sido consumida, por esta razón beber una taza de café o té en la tarde podría impedir conciliar el sueño en la noche. También es importante estar al tanto de los medicamentos que tienen cafeína entre sus componentes, por ejemplo las pastillas para adelgazar.
26. Evitar beber alcohol. Aunque el alcohol puede tener un efecto adormecedor este es breve, además cuando despiertes horas más tarde y quieras volver a dormir tendrás problemas para lograrlo. Otra consecuencia indeseable de este líquido es que impide descansar bien, pues hace más difícil la entrada de tu mente en las etapas más profundas del sueño, las que más usa tu cuerpo para sanarse a sí mismo.
27. Hacer algún tipo de ejercicio frecuentemente. Ejercitarse por lo menos durante treinta minutos al día puede mejorar el descanso, sin embargo esta actividad debe realizarse en un momento alejado a la hora de dormir, de lo contrario el efecto será de alerta justo cuando la meta es descansar. Algunos estudios sugieren que el mejor momento del día para la actividad física es la mañana.
28. Deshacerse del sobrepeso. Esta condición tiende a incrementar el riesgo de sufrir apnea del sueño, que puede interferir seriamente con el descanso adecuado.
29. Evitar comer alimentos que puedan generar intolerancia. Esto tiende a ocurrir especialmente con el azúcar, los granos y los lácteos pasteurizados que a veces provocan malestar gastrointestinal, gases y otras molestias.
30. Hacer que una médica(o) bioenergética(o) o con otra especialidad en medicina complementaria revise tus glándulas adrenales. Hay evidencia científica que apoya la hipótesis de que el insomnio puede estar generado por estrés adrenal.
31. Si eres una mujer en etapa menopáusica o que se acerca a ella, también podrías beneficiarte al ser examinada por una médica o un médico que incluya terapias complementarias en su consulta. Los cambios hormonales en esta fase pueden generar problemas de sueños si no se regulan adecuadamente.
Y si todo lo demás falla…
32. Uno de los métodos favoritos de algunas personas para solucionar el insomnio es la técnica de libertad emocional o EFT (por sus siglas en inglés). La mayoría de la gente puede aprender sus principios básicos en unos pocos minutos, además ayuda a balancear el sistema bioenergético del cuerpo y elimina a un nivel muy profundo parte de las tensiones emocionales que producen el insomnio. Los efectos de este método generalmente duran mucho tiempo y la mejoría es sorprendentemente rápida.
33. Aumentar la melatonina. Lo ideal es incrementar sus niveles naturalmente a través de la exposición a la luz solar (además de hacerlo con bombillos fluorescentes que emiten luz de espectro completo) y dormir en completa oscuridad durante la noche.
Si esto no es posible se puede considerar un suplemento de melatonina. Existen estudios científicos que muestran su capacidad de intensificar la sensación de adormecimiento, justo lo necesario para conciliar el sueño rápidamente y mantenerlo, lo que a su vez disminuye la sensación de cansancio y fatiga durante el día.
La melatonina es una sustancia completamente natural, producida por el cuerpo que tiene otros beneficios además de mejorar el descanso. Hay quienes prefieren la presentación sublingual porque es absorbida más rápidamente, en el mercado incluso es posible encontrarla en aerosol.
Nota: La anterior es una adaptación libre de la primera parte del texto acerca de higiene del sueño, escrito originalmente en inglés por el Dr. Mercola, que se encuentra en esta página.

Anuncios