Antidecálogo para tener noches de sueño bueno

Jae

1. Tomar tres tazas de café bien cargado entre las seis de la tarde y la una de la mañana.

2. Preferir una docena de cobijas en vez de medias como método ideal para calentar pies fríos.

3. En viajes de negocios, elegir hoteles vecinos a bares y discotecas, mejor si están en el mismo edificio.

4. Adaptar e invertir el refrán que aconseja desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo, así se debe optar por comenzar el día con un paquete pequeño de papas fritas, comer una ensalada al mediodía y cerrarlo con dos filetes de carne ─uno de res y otro de cerdo─ acompañado de papas a la crema más un tiramisú o un postre de tipo o similar. Se lograrán mejores efectos si todo se consume en pijama y sobre la cama para evitar perder tiempo antes de comenzar a tener pesadillas.

5. El entretenimiento que precede al cierre de los ojos que sigue la línea de películas como Duro de matar, Diamantes de sangre o Pulp Fiction es tan adecuado como el de los videojuegos Mortal Kombat y Silent Hill. El despertar en medio de la noche con la respiración entrecortada no sería el mismo sin la inspiración que le dan al subconsciente títulos como estos.

6. Uno de los mejores momentos para comenzar una rutina de ejercicio físico es después de visitar el baño a mitad de la noche. Justo en ese instante su cuerpo quemará más calorías pues le estará exigiendo dos esfuerzos simultáneos, el de mantenerse despierto y el de coordinar los movimientos necesarios para impedir que una pesa caiga sobre el dedo meñique de uno de sus pies.

7. Mucha gente disfruta dormir con el sonido de su música favorita o con el resumen noticioso de fondo, esta costumbre sana puede ser llevada más allá son mucho esfuerzo. Infórmese acerca de cuál es el éxito de trash metal más reciente y póngalo antes de meterse a la cama. Si aún así sigue sin experimentar pesadillas intente subiendo el volumen. Si esa modificación tampoco resulta pruebe con un éxito del reggaetton o con algún documental que explique en detalle, pero sin aburrir, el origen de las crisis económicas más recientes, por ejemplo Inside Job. Si tiene dudas acerca de cuál es el nivel de volumen adecuado para su rutina de descanso mediocre recuerde esta regla básica: si puede oír sus pensamientos está muy bajo.

8. El durmiente mediocre, comprometido con el descanso de mala calidad sabe aprovecharse de su temores más antiguos, por lo tanto gastará todo el dinero que pueda en una réplica del monstruo que imaginaba vivía debajo de su cama durante su niñez. Esta criatura ha de ser guardada en el armario que, de noche, permanecerá entreabierto. Si desea alcanzar resultados mejores incluya en su compra una linterna de luz verdosa para iluminar la figura atemorizante.

9. La literatura también puede ser su aliada cuando el objetivo es descansar mal. Revistas como Caras, People en español o 15 Minutos son desaconsejables. Los sueños que surgen luego de su lectura están relacionados con cuentos de hadas contemporáneos, incluidas carrozas del año y cero kilómetros, alejándole de las imágenes perturbadoras que está buscando, por eso es mejor seleccionar historias acerca de abducciones extraterrestres que por lo descriptivas rayen en la miseria pornográfica.

10. ¿Ha pensado en tener hijos o en volverlo a hacer? Los niños, siempre que carecen de límites y guía pueden transformarse en una fuente infinita de ruido e irritación que, usada con inteligencia, noche a noche, garantiza descanso pobre e insuficiente, además está íntimamente ligada a preocupaciones constantes y crecientes acerca de dónde provendrán los recursos económicos para cubrir las necesidades que multiplican, segundo a segundo.

11. El colon es lo de menos si su compromiso con el ardor de ojos es verdadero. Es de conocimiento general que las profesiones que otorgan esclavitud y prestigio a partes iguales son perfectas si lo que desea con el corazón es calidad de vida pobre acompañada de cuentas de ahorro jugosas, es por eso que los empleados de bancos, agencias de publicidad y de inversión firman, tácitamente, en sus contratos una cláusula que los anima a recortar sus horas de sueño y a aumentar el consumo de comida de marca, combinación que produce visitas médicas y odontológicas constantes, a causa de cólones irritables y diseños hermosos de sonrisa, de forma equitativa. Creo que en este punto no es necesario aclarar que los cólicos y las flatulencias de esta enfermedad de moda también deterioran el descanso, no sólo el nocturno.

12. La red de apoyo también cuenta a la hora de dormir mal. Si usted es una persona que prefiere los ambientes tranquilos y sale poco de noche puede hacer más llevadero el tránsito hacia las luces estroboscópicas y las multitudes con la ayuda de sus amigos. Pídales que le llamen, sin preocuparse por la hora o el día, para invitarle de forma insistente a la fiesta más glamurosa del momento, aclarándoles que no deben dejar de insistir hasta que su resignación aparezca para sacarle a rastras de su casa en pos de la exigencia social aceptada.

13. Si todos estos consejos fallan y sigue conciliando el sueño cinco minutos después de que su cabeza toca la almohada puede comunicarse con el Doctor Spaceman, que con gusto y sin hacerle muchas preguntas, le recetará algún medicamento experimental para que abandone definitivamente la desagradable costumbre de dormir con placidez ocho, nueve horas cada noche.

Anuncios