Calidad del sueño

Hace varias entradas no toco el tema de la calidad del sueño, que pensándolo detenidamente es más importante que la interpretación de sueños, porque si bien se puede pasar la vida entera sin saber qué quieren decir las metáforas nocturnas, no se puede llevar una vida saludable sin dormir bien con frecuencia, por lo tanto hoy escribiré acerca de cómo identificar una noche de buen sueño.

La definición de una noche con sueño bueno puede parecer obvia y hasta dicotómica, sin embargo creo que no todo es tan sencillo, por eso a continuación presento una tabla en donde, de peor a mejor, ilustro un poco cómo es la calidad de sueño dependiendo de las características del descanso:

Existe un libro que se llama DSM (por Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), usado por los profesionales dedicados al cuidado de la salud mental, que sirve para diagnosticar los trastornos del comportamiento. Periódicamente se actualiza para lograr resultados más exactos, sin embargo es mejor recordar que desde la versión anterior, es decir la IV, viene recibiendo críticas por incluir cada vez más conductas extendida, resultando en diagnósticos de enfermedad mental más numerosos que benefician a las industrias farmacéuticas, así mi recomendación es leer con prudencia y criterio tanto lo que allí se describe como trastornos del sueño como lo que expongo someramente en la tabla anterior.

Finalmente, quiero llamar la atención hacia la importancia de conseguir tantas noches como sea posible ─ojalá todas o seis de cada siete─ de descanso óptimo, de la mejor calidad pues dormir mal casi todo el tiempo equivale a incubar enfermedades graves y crónicas de tipos diversos. El sueño importa, mucho, y no hay plata que pueda pagarlo o reemplazarlo.

Anuncios