Si las manos se mueven los sueños cambian

Tela escocesa blanca y roja, con botones sobre ella

Simplyla

Mi propuesta para regalar una experiencia a partir de las manualidades nada tiene que ver con hacer algo para dárselo a alguien, más bien se trata de construir en compañía.

Busca una tarea sencilla como coser a mano o recortar y pegar papel para hacer un cuadro, una bolsa para la compra diaria o un adorno para una planta. Siéntate junto a alguien que aprecias mientras creas a cuatro manos una obra maestra.

En la época que vivimos pareciera que las manos sólo sirvieran para teclear en el computador o apretar botones para lograr funciones, cocinar en el microondas o cambiar de piso dentro de un ascensor son ejemplos de este fenómeno, sin embargo tienen un potencial enorme. Las manos son mágicas, son fuertes y están llenas de la esencia humana. Si las usamos para crear, para acariciar, para dar vida a materiales inertes los objetos terminados quedan impregnados de características difíciles de describir pero fáciles de apreciar.

Acércate a alguien, imagina y luego sorpréndete con el resultado. Construir recuerdos junto a una buena compañía es mucho más valioso que ir de compras al centro comercial, además todo lo que haces en el día se ve reflejado en tu actividad onírica.

Anuncios