Regálate energía

mujer de espaldas corriendo con horizonte acuático al fondo

Mikebaird

Se puede regalar energía de muchas formas. En reiki, por ejemplo, se canaliza la universal para que llegue a un lugar, persona o situación particular, sin embargo para cargarnos no hacen falta intermediarios. Una sesión de pilates o de nado en una piscina tiene la capacidad de dejar efectos positivos y duraderos durante un buen tiempo.

“Con el comienzo del año vienen los nuevos propósitos” dicen hasta la saciedad los medios de comunicación masivos que reencauchan sus contenidos año tras año en esta época, pero ¿por qué carajos hay que esperar a que sea enero para comenzar a hacer algo nuevo? Se duerme mejor cuando se tiene un cansancio completo, físico y mental, por eso si eres de los que pasa mucho tiempo al frente del computador podrías regalarte una caminata.

Lo mejor de este regalo es que no se limita a una época del año sino que puede darse una y otra vez. Con cada salida al aire libre, ojalá en un ambiente verde, natural, poco tocado por la ciudad, se fortalece el hábito de darle al cuerpo la actividad física que tanto necesita para mantener su salud. Hace poco comencé a caminar y trotar esperando poder trotar en un futuro cercano tramos relativamente extensos. El aprendizaje es lento pero divertido, además voy comprobando eso que no te cuentan los libros, eso que sólo dejas fijo en tu cerebro si lo haces: tu mente trabaja de un modo inefable cuando corres.

Dale, comienza ya, no esperes a que venga la primavera, enero o la visita que te va a dar ánimo para hacer ejercicio. Elige algo que siempre has querido hacer y explora esa actividad por tu cuenta, cuando te enganches en serio no vas a necesitar el empujón de nadie para invertir tiempo, energía y quizás hasta dinero en eso que se habrá convertido en una necesidad después de haber sido una obligación.

Anuncios