Un inconsciente muy consciente

cabeza artificial con agua saliendo con fuerza de ella

kozumel

A los seres humanos nos encanta creer que somos racionales las 24 horas del día, pero lo cierto es que si tuviéramos que pensar detalladamente cada una de las acciones que llevamos a cabo podríamos morir.

La evolución nos ha programado para respirar, bombear sangre y soñar de forma automática. No tenemos que pensar en ninguna de esas acciones para llevarlas a cabo diariamente, ni tampoco hacemos cálculos complicados cada vez que subimos las escaleras o cruzamos una calle. Si lo hiciéramos tal vez viviríamos con los huesos rotos, por calcular mal la energía que necesitamos para cambiar de piso o moriríamos por no correr lo suficientemente rápido, para escapar de ser atropellados por un carro manejado de forma imprudente. Las funciones automáticas del organismo saben más de nosotros de lo que estamos dispuestos a aceptar, como lo ilustran estos videos, que nos muestran que cuando creemos que estamos tomando una decisión en realidad sólo estamos siendo informados de lo que nuestro cerebro ha pensado sin consultarnos.

El experto y sabio inconsciente

Las decisiones son inconscientes

Anuncios