Vuelven los experimentos oníricos

El año pasado organicé, con personas que viven en distintos lugares, varios experimentos en torno a los sueños. Usamos símbolos visuales, música e intentamos cumplir misiones públicas y secretas buscando establecer una conexión atemporal e independiente del espacio físico. Los resultados nos animaron a seguir adelante, por eso hace unos días publiqué una convocatoria para seguir con este proceso. Algunas personas han dicho que están interesadas en participar en esta etapa nueva, pero aunque no hay requisitos sí es conveniente hacer una preparación sencilla para sacarle el provecho máximo a los ejercicios que estoy por proponer. Lo primero es el registro de sueños. El efecto de las instrucciones que pongo más abajo sólo podrá ser comprobado si se establece una línea de base, es decir un punto de partida con el cual se pueden hacer comparaciones, no entre soñadores sino dentro del marco de la actividad onírica personal. Me explico mejor para los principiantes. Si carezco de un registro de mis sueños será muy difícil establecer si el exponerme a un estímulo o situación específica afecta o no mi actividad onírica. Por el contrario, si tengo relatos detallados de mis viajes nocturnos, al implementar algún cambio en mi rutina de descanso podré señalar su efecto, en caso de producirse, de ahí la importancia de llevar un nocturnario o diario de sueños, como expliqué en el artículo al que lleva el enlace. En los experimentos oníricos a veces se completa una fase en la que los participantes se familiarizan con la dinámica y se preparan para las etapas posteriores. Este caso completaremos la preparación con unos símbolos conocidos por algunos de nosotros. Hace casi seis meses mi amigo Gustavo Fernández propuso meditar frente a imágenes presentes en Chavín de Huántar, Perú. Quienes quieran saber más de su propuesta pueden leer este artículo y el otro que se menciona ahí. En el primer enlace encuentran tres imágenes. La idea, como se explica allí, es imprimirlas, colorearlas y meditar frente a ellas durante 10, 20 minutos al día. Si alguien se acerca por primera vez a la meditación le diré en líneas MUY generales que se trata de observar la imagen dejando que los pensamientos que surjan vayan y vengan. Si quiere profundizar en el tema y probar con otras técnicas de meditación puede consultar a autores como Osho o a los pertenecientes a la Sociedad Teosófica. Este no es el lugar para describir en detalle esta práctica, pues si lo hiciera perdería el hilo y el objetivo que nos trae. Recapitulando la idea es leer este artículo, descargar una de las imágenes que hay allí, imprimirla, colorearla, meditar frente a ella a diario durante una semana (hasta el 18 de enero de 2017) y al tiempo registrar los sueños que se tengan. Si mientras hace esto alguien nota algún cambio significativo en sus sueños puede enviarme un mensaje con la experiencia a elsuenosignificado@gmail.com Aclaro que NO haré interpretaciones de sueños. Usaré la información recibida para sacar conclusiones en torno al ejercicio, para ver si los símbolos influyen o no en la actividad onírica y cómo. Una vez terminada la fase de preparación pasaremos al experimento en sí, eso será la semana próxima. Si alguien tiene alguna pregunta puede enviarla a mi correo.

Fin de la fase de preparación y comienzo de la fase definitiva

Calculo que a esta altura todos hemos completado la fase de preparación de este experimento, por eso paso a dar las instrucciones siguientes.

La imagen que usaremos será la misma, la elegida con antelación por cada quien y coloreada para este fin. El cambio estará en el horario.

Cada uno eligió un momento para la meditación frente a una de las imágenes de Chavín de Huántar, así que la idea es seguir con el ejercicio pero en otro momento del día. Yo, por ejemplo, completé la fase de preparación en el rato previo al comienzo de mi descanso, así que ahora estoy observando la imagen que coloreé horas antes de dormir, en las tardes.

Esta fase nueva del experimento debe durar mínimo 7 días. Si alguien quiere extenderla o incluso meditar cada día durante más tiempo del que lo hizo antes, en la fase de preparación, es libre de hacerlo. Le pido por favor, si me envía algún relato de su experiencia, que aclare en él cuánto tiempo meditó en promedio en cada etapa, preparación y experimento en sí, y en qué horario. Éstos relatos o comentarios deben enviármelos a más tardar el 31 de enero, en caso de que quieran que los incluya en las conclusiones.

Algunas personas ya me han enviado información acerca de los efectos que ha tenido en su actividad onírica y de descanso la fase de preparación, así que animo a los demás a hacer lo mismo. Como comenté antes al final del experimento redactaré un documento resumiendo los hallazgos.

Recuerden seguir registrando tantos recuerdos oníricos como les sea posible. Son MUY importantes para saber si la observación de las imágenes elegidas tiene algún efecto en los sueños.

De nuevo, si alguien tiene preguntas quedo atenta a ellas para responderlas.

Anuncios

3 comentarios en “Vuelven los experimentos oníricos

  1. Al enviarte el anterior mensaje vi que firme como Mafia Rosa. Me ha hecho sonreír.

    Chao linda. ________________________________

  2. Hola Johanna.

    Estoy encantada con este experimento, teniendo en cuenta que ya hice este parte en otro momento, me esta aportando mucha información. Anoche soñé con una persona, la vi tan real que la recuerdo como si la estuviese viendo ahora. Me desperté de la impresión. Mañana 18 creo que termina esta fase. Muchísimas ganas de ver como continua. Lo tengo todo apuntado.

    Un gran saludo. Mafia Rosa ________________________________

  3. listo ya tengo la imagen. Gracias

    ________________________________

Los comentarios están cerrados.