Hazlo, así no “te fluya”

Tú y yo sabemos que los climas emocionales tiñen los días con su luz. El miércoles amaneces con ganas de limpiar tu casa en una sola jornada y el sábado sólo quieres quedarte en la cama leyendo un libro. Tengo claras estas diferencias porque mi último domingo me las recordó.

Aunque siempre tengo cosas que hacer, ayer simplemente “no me fluía” hacer nada. Todo lo que quería era dedicarme a ver muchos capítulos de Supernatural y pedir comida a domicilio pero en lugar de eso me dediqué a diezmar las palomillas /polillas blancas que agobian a algunas de mis plantas, cocinar, limpiar y ordenar. No fue fácil. A cada pausa la pereza volvía a abrazarme pero sabía que si no seguía adelante después me iba a sentir incómoda. No culpable, simplemente incómoda.
Ya he tenido épocas en las que he sentido “empacho” de televisión, una sensación que sí está emparentada con la culpa, que queda después de que exagero con distracciones que se sienten mejor luego del esfuerzo.

En diciembre trabajé duro y en enero descansé mucho. Sentí que era lo correcto en su momento, eso me ayudó a darme cuenta de que ayer, si me hubiese amparado bajo la excusa de “no me fluye” habría terminado el día con tanta insatisfacción que no habría podido dormir bien. Siento que esa frase, “no me fluye” se usa con demasiada frecuencia para evadir responsabilidades, para evitar encarar la frustración.

Entiendo también que a veces la tarea que tienes por delante no es la más atractiva, como cuando debes limpiar la cocina después de tu experimento culinario más reciente o como cuando tu gato empieza a plantearse ir a la casa del vecino, porque a su caja de arena no le cabe un desperdicio más, pero es precisamente en momentos como esos que se abre la oportunidad de conseguir lo que se quiere, independientemente de que sea disfrutar de una casa limpia y ordenada o de escribir un libro de cuentos. El esfuerzo que se hace cuando la motivación flaquea es muy valioso. Dejarse vencer por la pereza, el ánimo bajo o la falta de inspiración lleva a lugares emocionales muy oscuros y de los que puede ser mucho más difícil salir.

En la época en la que estudié psicología me hablaron de un tratamiento para la depresión que incluía dar tareas al paciente para que, después de quejarse durante un periodo determinado, las completara. El objetivo era que se obligara a sí mismo a seguir adelante con su vida para evitar encontrar circunstancias que lo deprimieran más. No sé si funciona en casos graves, porque nunca he sido diagnosticada ni he diagnosticado a alguien con depresión mayor, pero para los días de ánimo nublado y pereza sin causa aparente, este curso de acciones es muy efectivo. Además viene con la satisfacción que se siente después de haber logrado remontar un momento de bajón leve y de estar en una situación, física o afectiva, mejor, respecto a la de más temprano.

El talento para inventar excusas lo tenemos todos pero no lleva lugares muy luminosos que digamos, en cambio, la habilidad para darles la vuelta a los días grises es crucial para completar tareas que al comienzo parecen titánicas, pero que si se abordan con un poco de esfuerzo cada vez, son totalmente realizables.

¿Qué vas a hacer la próxima vez que sientas que “no te fluye”?

ACTIVIDAD

La dejo así, en singular, porque entendiendo que febrero es un mes lento, estoy más ocupada adentro que afuera, sin embargo para seguir con mi trabajo de cara a ti y a otras personas organicé con María Alejandra Iregui, propietaria del restaurante Río, experiencias y sabores, un Paseo botánico (así bautizamos al recorrido), para reconocer árboles y plantas que viven en los alrededores de este lugar.

Antes había dicho que sería el 22 de febrero, pero en realidad será el 24, que es sábado. El precio es COP $10.000 y durará alrededor de una hora. Empieza a las 2:30 p.m. El punto de encuentro es en la calle 69 #10A-19.

Y si este evento te trae sin cuidado porque no vives en Bogotá, Colombia ni estarás cerca para esa fecha, quizás te interese saber que estoy repasando mis conocimientos de numerología y de cartas Lenormand que uso en mis consultas privadas vía Skype. Escríbeme a elsuenosignificado[at]gmail.com para saber más.

Pdta.: ¿Te has dado cuenta de que la felicidad depende más de cómo estás que de dónde o con quién estás?,

Anuncios

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.